jueves, 22 de enero de 2015

Descargue

Hay veces que la vida te tira para abajo y por más que intentes salir de ese pozo no puedes. Muchas veces pedir ayuda es una pésima idea más cuando sabes que si hablas empeoraras tu propia situación.
Los recuerdos, siempre están, y no importa cuanto trates de olvidar y de crear nuevos recuerdos no puedes y eso te duele más. Porque no solo debes convivir con los recuerdos sino con las personas que te causaron un dolor enorme un dolor que no sale y solo empeora a través del tiempo.
Solo necesitaba enviar estas palabras al espacio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada